Ser mujer y viajar sola

– ¡Hola!
– ¿Con quién viajas?
– Sola
– ¿Y no te da miedo?
– ¿Debería tenerlo?

Esa fue mi primera conversación en Bali. Después, el hombre selló mi pasaporte y me devolvió la sonrisa. Sin responderme.

Y ahí estaba yo, con mi mochila y mi maletón. Cruzando la duana, a la espera de lo que me encontraría. Y pensando.

¿Si hubiese sido un hombre, me hubiera preguntado lo mismo?

ser mujer y viajar sola.jpg

mujer viajando sola.jpg


No me da miedo viajar sola.
De hecho, a veces, lo prefiero. Lo que me da miedo es que esa pregunta todavía esté en el aire. Me dan miedo las personas con pensamientos trogloditas. Las desigualdades salariales. Que todavía existan mujeres que trabajan en casa 24 horas, los 7 días de la semana, sin derechos reconocidos: Ni paro, ni seguridad social, ni vacaciones, ni jubilación… Me da miedo la represión y discriminación. Que ante una misma actitud, la mujer reciba un adjetivo denigrante y el hombre sea tooooodo un héroe. El acoso en el trabajo, los colegios, las calles… Las agresiones sexuales.

Podría seguir listando, pero voy a dejarlo aquí… Creo que ya os hacéis una idea.

Eso, señores, sí que da canguelo. Y en este preciso instante está pasando en todo el mundo, no es necesario viajar para encontrarse con ello…

viajar sola

Después de Bali, volé a Australia y pasados unos meses, me lancé a la carretera, recorriendo la costa oeste, dirección norte. ¡Qué gran experiencia!

mujer viajar sola.jpg

He conocido gente con quien se ha creado una bonita conexión y he vuelto a tener primeras veces, de esas que siempre me acompañarán.

Pero también aquí se sorprenden:

– Y no te sientes sola?
– Pues a veces sí, claro. Y tú, que estás en tu casa, cerca de tu familia y amigos. ¿No te sientes sol@ a veces también?
** Y se hizo el silencio…. **

Porqué la soledad, queridos, nos invade a todos en algun momento. No importa dónde estés, qué hagas o con quien, si estás soltero o con pareja, si eres rico o pobre, hombre o mujer…. Ella aparece cuando quiere, se apodera de ti y cuando le da la gana se va. 

Si estás leyendo esto esperando que te diga que viajar sola siendo mujer no da miedo y siempre te vas a sentir bien…. Siento decepcionarte. Da miedo, el mismo que sientes cuando andas sola, de noche y a oscuras por tu ciudad. Y te sientes sola, igual que te sientes sola un domingo a la tarde, cuando llueve y nadie te abraza bajo la manta.

giphy.gif

Aprovecho el post de hoy para agradecer a las mujeres de mi familia, a mis amigas, a mis compañeras de trabajo, a esas viajeras con las que me he topado y que se convirtieron en amigas… Gracias, gracias por hacer que me sienta orgullosa. Soys todas inspiradoras, valientes, admirables y empoderadas. Gracias, gracias por ser mis musas.

¡ACHUCHONES VIAJEROS!

Anuncios

¡ME HE IDO A AUSTRALIA!

Hacía un tiempo que no me pasaba por aquí, lo siento muchooooo! En estas últimas semanas he puesto un poco de orden después de tantos cambios! Y ahora que la habitación del caos ya no está llena de cajas que encierran mi vida, os tengo que poner al día de todo!

¿Y esto cómo se lo cuento? Pues tal cuál: El 28 de julio cogí un avión (más bien dos) dirección a Perth, Australia, con visado para un año y sin billete de vuelta…!!! OH MY GOOD!!!!!!!!!!

Hace 6 días que llegué a Australia y 5 que estoy en Karratha (después de pasar un día en Perth tuve que coger un tercer avión). Aquí me alojo con una familia estupenda y trabajo como au pair. A cambio de cuidar 4 energéticas criaturas, me alojo en su casa, me dan de comer (no literalmente) y me dan un dinerillo cada semana.

En las fotos podéis ver a mi nueva y única familia australiana, formada por Shelley, Roly, Ruby y tres trillizos…! Han venido al mundo con un parto natural y sin epidural!!!! No quiero ni imaginar lo que eso significa…. :)

¿Porqué irme de au pair? Quiero mejorar mi inglés, trabajar en el extranjero y viajar al mismo tiempo. Pero como soy un poco cagada, no quería irme así, sin más… ¡Sola, con las maletas y a lo loco!

Así que busqué una forma un poco más práctica para introducirme en el país, un trabajo ya asegurado, una manera de tener un techo donde cobijarme y una nueva familia, para no sentirme sola en ningún momento!

Mi idea es estar aquí unos meses y cuando ya me sienta más integrada y tenga unos ahorrillos australianos, irme around the country

 

De momento llevo poco tiempo pero la experiencia está siendo buena, aunque todavía no he visto ningún canguro!

Prometo explicarlo todo, contaros como evoluciona mi aventura y no olvidarme de vosotros! (¡Aunque eso nunca lo he hecho!)

¡ACHUCHONES AUSTRALIANOS!